HOLA, GRACIAS POR VISITAR MI PÁGINA WEB, AQUÍ ENCONTRARÁS TODO LO QUE SE REFIERE A NOTICIAS, INFORMACIÓN, SERVICIOS, FOTOS, VIDEOS, PUBLICIDAD, EVENTOS, ETC., DE LA COMUNIDAD DE LABORDE Y DEL SUDESTE CORDOBÉS.

CÓRDOBA ROSA 2020

CÓRDOBA ROSA 2020
NOVIEMBRE 2020 - OBRAS EN MARCHA - https://www.youtube.com/watch?v=98j0PSx4AgI&list=PLl5NPRsjPrp6HcEwE2r-oUAnU85WZargt

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

RADIO ASPEN 102.3

MÚSICA DE AYER, QUE SUENA HOY, CON FORMATO DE MAÑANA... ESCUCHALA MIENTRAS TE INFORMAS

COTIZACIÓN

VISITAS

martes, 25 de agosto de 2020

EZEQUIEL NEIRA

Ezequiel Neira en La Gloria

El marcador central oriundo de Laborde fue convocado para sumarse al plantel superior de Instituto. El juvenil de 19 años formado en Olimpo estará a las órdenes del técnico Teté Quiroz en el reinicio de la B Nacional.

El marcador central, Ezequiel Neira (19), oriundo de Laborde, fue promovido para integrar el plantel superior de Instituto, que bajo la conducción técnica de Fernando “Teté” Quiroz, se apresta a afrontar el reinicio del torneo de la B Nacional, con renovadas expectativas en pos del ascenso y la contratación del goleador Gonzalo Castillejos. El juvenil formado en Olimpo, hijo de Gonzalo Neira (volante ofensivo con trayectoria en la Liga Beccar Varela), integra las inferiores de La Gloria desde 2017. A días de volver a la capital provincial, el defensor entrena en el gimnasio del Chuchu y por la tarde, junto con Diego Lasalle (también en Instituto) hace trabajos con pelota. Con la cabeza puesta en el miércoles 2 de septiembre, jornada en que La Gloria retomará las prácticas, se siente expectante de lo que será el desafío de acoplarse al plantel superior. Esta oportunidad le permitirá además allanar el camino hacia su primer contrato en el fútbol profesional.

¿Cómo esperas la vuelta al trabajo?
Obviamente que la situación post pandemia será distinta, creo que los clubes estarán más exigentes, no sólo por la situación económica sino porque para todos es difícil, entonces vamos a tener pocos permisos para viajar pero si más exigencias para movilizarse. Aparte el campeonato corto que nos espera de algo de dos meses, que serán no más de 8 o 9 partidos, no habrá tiempo para dormirse, sin dejar pasar la oportunidad de pelear el ascenso.

¿Cuándo te incorporaste a las inferiores de Instituto?
Me sumé a comienzos del 2017, de la mano de Pablo Álvarez, en ese entonces coordinador de Argentino de Monte Maíz. Él presenció las finales de reserva en 2016 y a partir de verme se contactó para después llevarme a realizar una prueba. Ahí nomás en febrero la hice y días después me dieron la noticia de que había quedado. El 6 de marzo ya estaba instalado en la pensión del club.

¿En qué categoría te sumaste?
Me sumé en séptima de A.F.A. y quinta de liga.

¿Qué te provoca ver que diste un rápido salto hasta este presente?
Yo creo que es fruto del trabajo, de la persistencia, más que sorpresa para mí me da alegría y satisfacción saber que tanto empeño da resultados. Hoy no trato de pensar en un logro, si intento ponerme metas para no frenarme y quedarme en la nada, porque al fin y al cabo no se ha logrado nada todavía.

¿Tienen ayuda de un psicólogo o profesionales en el club?
La herramienta psicológica en todos los clubes está siempre, con charlas motivadoras con diferentes especialistas. En mi caso por suerte no he necesitado esa orientación porque siempre me mantuve concentrado en lo que quería, que es progresar. También me ayuda mucho el estar rodeado de buena gente del pueblo que siempre te da una mano importante, como Juan Bertello y Aldo Vilches, y de mi familia obvio, ellos son los que me marcan el camino a seguir.

¿Te ves con chances de estar en la consideración del entrenador?
La idea es esa sí, ponerme a punto, volver lo más rápido posible al ritmo futbolístico, y dar una buena imagen para que el técnico me tenga en vista y sepa que puede contar conmigo.

¿Qué cantidad de defensores tiene Instituto en el plantel para pelear puestos?
En Instituto siempre tienes que contar entre 6 y 7 centrales, hay 3 equipos, lo que habla a las claras que implica muchísima competencia. Juega en la cabeza saber que si te expulsan siempre hay gente esperando una oportunidad. En mi caso me toca empezar de atrás por ser nuevo y joven, pero juega saber que si te va mal te sacan, porque en esa categoría ya se está jugando por cosas muy importantes, no solo deportivas sino que hay mucho dinero invertido. Por eso al haber tanta competencia, hay tanta exigencia.

¿A qué atribuyes la floja campaña del año anterior?
Por detalles, por errores propios, quizás algún fallo arbitral, y en partidos claves no se pudo aprovechar la localía. Y en vez de mirar para arriba, Instituto tuvo que empezar a mirar para abajo.

¿Cuándo viajas a Córdoba?
Calculo que entre miércoles y jueves, porque el 30 de agosto nos hacen los hisopados, y en mi caso quiero estar dos o tres días antes para volver a agarrar el ritmo de la ciudad.

¿Un objetivo para esta etapa que empezarás a vivir?
Mi idea es formar parte de algún equipo en los partidos que quedan de la B Nacional, aunque sea un banco, que es el paso más próximo que tendría. De conseguirlo, eso me va a llevar a firmar un contrato y lograr tener independencia económica. Pero lo primero es ponerse bien a punto para que me tengan en cuenta en lo que resta del año.


Fuente: Liga Beccar Varela de Fútbol